Las CTA y parte de la CGT pondrán hoy un nuevo mojón en la escalada de conflictos contra el Gobierno. Será con una movilización que terminará con un acto en la Plaza de Mayo a las 17, como antesala del paro nacional convocado por la central mayoritaria para el 6 de abril que tendrá el apoyo de las organizaciones alternas y otras expresiones gremiales y sociales. «Por trabajo, educación y paritarias libres» será la consigna de la marcha.

Como parte de la protesta el gremio del subterráneo (Agtsyp) hará un paro entre las 5 y las 7, mientras que los principales sindicatos docentes de la provincia de Buenos Aires (Suteba) y la Capital Federal (UTE) cumplirán huelga durante toda la jornada además de movilizarse. Harán lo propio los afiliados de la seccional porteña de la Asociación de Trabajadores del Estado) y los universitario de Conadu.

El eje de la movilización será las dos versiones de la CTA que lideran Hugo Yasky y Pablo Micheli, inmersos en un proceso de fusión. La convocatoria había surgido mientras la CGT deliberaba si convocar a un paro por su cuenta. De hecho hasta hace pocos días era presentada como una huelga aunque ese carácter finalmente fue depuesto para homologarlo al paro del 6 de abril.

Entre las particularidades de la jornada, que además contará con la participación de columnas de movimientos sociales y de La Cámpora, figura la inclusión en el palco de líneas rivales de la CGT: estarán dos hermanos Moyano; Pablo, el hijo mayor de Hugo y su lugarteniente en Camioneros, y Facundo, diputado nacional por el Frente Renovador. Y también, el metalúrgico Francisco Gutiérrez (UOM), referente de un nuevo sello sindical kirchnerista que suele ser blanco de ataques de Pablo Moyano en la conducción de CGT, que ambos integran. Además participará Víctor Santa María, del gremio de encargados de edificios, entre otros sindicalistas de la CGT.

La concentración será a partir de las 15 en tres puntos: las CTA lo harán en Avenida de Mayo y 9 de Julio; la CGT en Diagonal Sur y Moreno, y movimientos sociales como la Corriente de Trabajadores Cooperativos, en Belgrano y la 9 de Julio. En paralelo agrupaciones de izquierda anunciaron que harán piquetes y cortes de calles como parte de su propia modalidad de movilización.

El acto suma otro peldaño a una cadena de movilizaciones masivas que arrancó el 6 de este mes, por parte de gremios docentes; siguió al otro día con la marcha de la CGT al centro porteño, y al siguiente marcharon las mujeres que cumplían un paro a nivel internacional. En tanto que el 22 de marzo se produjo la más multitudinaria marcha de docentes de los últimos años, y dos días después se produjo la conmemoración del 41 aniversario del golpe de Estado con centenares de miles de personas en la Plaza de Mayo y sus inmediaciones.

La de hoy será una convocatoria con un sesgo mayoritariamente kirchnerista. Si bien estará la CTA de Pablo Micheli y participarán los Moyano, que rivalizaron abiertamente con Cristina de Kirchner en su segundo mandato, el resto tendrá un alineamiento político más cercano al Gobierno anterior, con la participación incluso de una columna de la agrupación La Cámpora, que lidera Máximo Kirchner.

 

Fuente: www.ambito.com

Dejar respuesta