La Asociación Bancaria decidió levantar de manera «provisoria» el paro  programado para el día jueves 15 de diciembre, en lo que sería la segunda jornada de huelga en el marco del desarrollo de su plan de lucha, a causa del conflicto suscitado ante la negativa de la Cámara ABA de suscribir al convenio que la entidad gremial había firmado el 23 de noviembre pasado con las cámaras Abappra y Adeba, al cual luego suscribiría en el día de ayer, la Cámara ABE.

Luego de la finalización de la primera jornada de protesta, en la cual con un total acatamiento se logró la nula actividad en las centrales y sucursales situadas a lo largo y ancho de todo el país, de todos los bancos dependientes de la cámara que nuclea a las entidades financieras de capital extranjero y el BCRA, el Consejo Directivo Nacional de la Asociación Bancaria emitiría un extendido comunicado de prensa en el cual explicarían los motivos del levantamiento del paro, le exigirían a la Cámara ABA que se adhieran al convenio firmado con las otras cámaras y responsabilizarían al Gobierno  Nacional del actual conflicto y de las consecuencias del mismo.

En cuanto a los motivos del levantamiento provisorio del paro convocado para el jueves 15, los miembros del Consejo Directivo Nacional argumentaron considerar la proximidad a las tradicionales celebraciones de fin de año, y el movimiento que ello implica por parte de una gran cantidad de jubilados y titulares de asignaciones sociales que acuden a las entidades en este período. En ese sentido se refirió el Secretario de Administración Nacional del Consejo Directivo, Carlos A. Cisneros: «Los motivos que  desde la conducción nacional de La Bancaria consideramos para levantar nuestras medidas de fuerza, dan cuenta de la sensibilidad social que caracteriza a nuestro espacio sindical, porque si bien no estamos dispuestos a permitir bajo ninguna circunstancia el avasallamiento a nuestros derechos, que las corporaciones del capital financiero internacional pretenden hacer en connivencia con el gobierno nacional,  pero considerando la proximidad a estas fechas tan sensibles, tampoco podemos permitir que nuestras medidas de fuerza que puedan atenten contra la paz social que los argentinos merecen y necesitan para pasar Diciembre y las fiestas en paz», destacó el referente bancario tucumano.

A su vez, los sindicalistas reiteraron que “el acuerdo firmado el 23 de noviembre último en Trabajo  -con la intervención del ministro Jorge Triaca, y al que ayer adhirió ABE (especializada)- debe extenderse a todo el sector porque fue suscripto por entidades representativas de más del 80 por ciento de la actividad y por la mayoría de las cámaras empresarias”.

Los dirigentes gremiales se refirieron también a la postergación del análisis  de la reforma del impuesto a las ganancias por parte del Senado, señalando que la situación afecta “de forma devastadora” los salarios de carácter alimentario de los bancarios y los acuerdos, situando la génesis del conflicto en “las públicas e indebidas presiones del presidente Mauricio Macri sobre los gobernadores de las provincias representadas en la Cámara alta”.

 

Dejar respuesta