Como estaba previsto, se llevó a cabo hoy el plenario de Secretarios Generales y del Consejo Directivo de la Asociación Bancaria, en el cual los representantes de los trabajadores bancarios de todo el país resolvieron como próximo paso en el marco de  su plan de lucha, realizar  un paro nacional por 48 horas a partir del día 14 de diciembre.

De esta manera, el conflicto suscitado a partir de la negativa  por parte de ABA a suscribir a los convenios firmados por la asociación gremial con las otras cámaras de entidades financieras, empezaría también a tensar la cuerda entre la Asociación Bancaria y el Gobierno Nacional.

Cabe recordar que la semana pasada después de las medidas de fuerza  llevadas a cabo en las sedes de los bancos de capitales extranjeros,  el Ministerio de Trabajo de la Nación había convocado a una instancia de mediación entre la Asociación Bancaria y la cámara ABA, para intentar lograr un acuerdo, dejando por sentado en la notificación la imposibilidad de discutir la reapertura de la paritaria del año vigente. Este posicionamiento del Ministerio administrado por Triaca, no habría sido bien recibido por  los representantes de los trabajadores bancarios, quienes finalmente hoy, después de finalizar su plenario comunicaron el endurecimiento de sus posturas.

El referente bancario Carlos A. Cisneros, que se desempeña como Secretario de Administración Nacional de la  Asociación Bancaria, luego de participar hoy de la instancia plenaria, en declaraciones a la prensa señaló: “El Gobierno Nacional se encuentra incumpliendo el acuerdo salarial firmado el 23/11, con las cámaras que representan el 80 % de las empresas del sector. Y la Ley, en materia de negociación colectiva, no da lugar a segundas interpretaciones: si el sector mayoritario firma un acuerdo, sin importar si el sector mayoritario es patronal o sindical, el acuerdo es de aplicación directa. Acá ya no se trata de que la ABA ejerza presión sobre el Gobierno Nacional, poco nos importa eso. Lo que si nos importa es que acá se está perjudicando a los trabajadores, que acá el Gobierno Nacional no está procediendo como corresponde, y nosotros no vamos a permitir que esa connivencia entre el gobierno de Macri y los capitales extranjeros atenten contra los derechos y las conquistas de ni siquiera un trabajador bancario», sentenció Cisneros.

La metodología que se implementará para concretar  la medida de fuerza de manera progresiva, consistirá en el cese total de actividades en los bancos de capitales foráneos y el BCRA durante la jornada del  14 de diciembre, para luego el día 15 del corriente més efectuar una huelga absoluta en todas las centrales y sucursales de todos los bancos del país, haciendo así nula totalmente la actividad bancaria.

Dejar respuesta