Así lo manifestó el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de Vivienda, José “Mellizo” Ramos, quien en declaraciones a la prensa valoró la decisión de Alberto Fernandez de crear un Ministerio de Vivienda en caso de consagrarse Presidente de la Nación.

“En materia de políticas habitacionales la administración de Macri ha sido desastrosa: el déficit habitacional solo ha crecido considerablemente a lo largo y ancho del país; en la construcción se perdieron cientos de miles de puestos de trabajo y cientos de miles de familias se han perjudicado por las usureras tasas de interés de los créditos UVA”, expresó el titular del Si.Tra.Vi.

“Por suerte y por el bien del pueblo, el peronismo va a volver a ser gobierno y con una victoria aplastante sobre el macrismo, el domingo también empiezan a volver las viviendas sociales, el ministerio de Salud, el ministerio de Trabajo, y todas las conquistas que se perdieron con el gobierno de Mauricio Macri», agregó.

El sindicalista también se refirió a las dificultades de los Institutos Provinciales de Vivienda, para funcionar durante el macrismo. “Durante estos 4 años, los IPVs de todo el país han logrado sobrevivir a duras penas. El gobierno nacional solo se ha dedicado a hacer anuncios rimbombantes de obras fantasmas en lugares inexistentes. La única decisión política que han tenido ha sido la de incrementar los créditos hipotecarios con altísimas tasas de interés, una medida hecha solo para favorecer a los grandes banqueros”, expresó.

Por otro lado, el titular del Si.Tra.Vi. ponderó la gestión del gobernador Juan Manzur: » Hay que destacar que pese a tener un gobierno nacional en contra, el gobernador Juan Manzur cumplió su compromiso con los trabajadores estatales: no hubo despidos, se pagaron los sueldos al día y se cumplió la cláusula gatillo. Eso es porque es un gobierno peronista el que tenemos en la provincia».

Para concluir, Ramos apuntó al gobierno nacional por su multimillonaria deuda con las provincias: “Es inconcebible que el gobierno nacional esté próximo a terminar su mandato sin haber saldado sus millonarias deudas con las provincias.

Dejar respuesta