Delegados y Secretarios Generales  de distintas seccionales de la delegación santiagueña de UATRE de Santiago del Estero, le declararon la guerra a la conducción nacional de UATRE, representada hoy en Ramón «Zapallo» Ayala (el  sucesor de Gerónimo «Momo» Venegas) y pincipal referente de la pata sindical del macrismo.

Es que luego del último plenario realizado anteayer en la capital santiagueña, los dirigentes rurales de la provincia mistolera salieron a pedir la renuncia de Ayala y todo la mesa de conducción nacional.

En la mesa chica de UATRE nacional miran la situación con preocupación. Es que además del reclamo en Santiago del Estero, los reclamos contra la conducción nacional de UATRE y sus socios jurisdiccionales se han replicado en las provincias de Tucumán, Santa Fé, Santiago del Estero, Córdoba, Buenos Aires y  Río Negro.

La visibilización cada vez más notoria de los sectores disidentes a la conducción nacional de UATRE, pareciera tener un correlato político. Es que el  contundente triunfo obtenido por la fórmula Fernández – Fernández  en las PASO, pareciera empezar a sellar el certificado de defunción gremial de Ramón «Zapallo» Ayala, el principal sindicalista macrista, quien desde que llegó al trono de la UATRE solo ha cosechado enemigos entre sus pares de peso, incluyendo al gastronómico Luis Barrionuevo y al camionero Hugo Moyano.

Así, con la idea de fin de ciclo instalada en la cúpla sindical rural, hay dirigentes de segunda línea que con pretensiones de catapultarse hacia la conducción nacional han empezado a hacer lobby con los operadores del Fernandizmo. En ese sentido ya incluso hasta se percibe una interna con miras al postayalismo, donde entrarían en pugna el actual Secretario de Relaciones Institucionales José Antonio Voytenco y el Secretario de Actas, Prensa y Propaganda, Alberto Barra. Ambos picarían en punta en la busqueda de estrechar vínculos con quienes se encagarían de ponerle fin a la gestión macrista cuando la Secretaría de Trabajo de la Nación recupere el rango ministerial en el gobierno venidero.

El cimbronazo en Santiago

Según informó El Diario de Santiago, la rebelión rural santiagueña se oficializó luego del plenario presidido por Ricardo Diaz y Chela Aguirre de Llamazares (herederos del histórico dirigente rural santiagueño Ángel Llamazares) quienes junto a los delegados y referentes provinciales de la UATRE  refrendaron la postura de todos los representes del interior solicitando la inmediata renuncia de toda la mesa nacional de la UATRE incluido su secretario general Ramón Ayala. 

Pero en la volteada también caerían las autoridades locales de la entidad sindical, señalados como presuntos socios políticos del titular de las 62 organizaciones amarillas y el malestar con los embajadores de Ayala en Santiago del Estero se incrementó cuando una vez concluído el conclave, los dirigentes rurales y sus militantes se trasladaron hasta la sede central  y se encontraron con que las puertas de la misma estaban totalmente cerradas y sin atención a sus afiliados.

Al igual que en las otras jurisdicciones, la acusación hacia la conducción local de UATRE también apunta a sus referentes provinciales por haber entregado al macrismo la conducción de la entidad sindical y su obra social. En ese sentido cabe destacar que los sectores disidentes que impulsan la rebelión rural santiagueña, también manifestaron su apoyo a la fórmula a los candidatos del Frente de Todos, Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner.

Dejar respuesta