La idea es que las calles estén desiertas“. Esa es la consigna que manejan en la CGT para el paro general del miércoles, el quinto de la central sindical contra la administración de Mauricio Macri.

El objetivo podría darse por cumplido ya desde el vamos gracias a que entre los sindicatos que se sumarán a la medida de fuerza figuran dos clave: los colectiveros de la UTA y los maquinistas ferroviarios de La Fraternidad. No habrá colectivos, subtes ni trenes.

La CGT y gremios como la UOCRA realizaron spots con la convocatoria al paro, que circulan por redes sociales. Más allá de las diferencias políticas internas, todos los sectores de la CGT jugarán a fondo en el paro, según adelantan en la conducción cegetista. Así, se espera que no haya recolección de residuos, bancos, construcción, atención en dependencias estatales, recargas de dinero en cajeros automáticos, actividad en fábricas y hospitales ni clases en escuelas públicas.

Gremios como el de los docentes privados y Comercio también convocaron al paro, aunque la adhesión entre sus afiliados muchas veces resulta dispar. Ahí la ausencia de transporte público resultará clave.

El paro es sin movilización. En la CGT tampoco está previsto un acto, salvo una conferencia de prensa en la tarde del miércoles en la que los secretarios generales Héctor Daer y Carlos Acuña y otros miembros de la conducción cegetista harán una evaluación de la medida de fuerza.

El paro es para reclamar por la actual situación económica, la inflación, la caída de la actividad industrial, la suba de tarifas y los despidos. Tras el paro, el jueves se espera que comiencen a cristalizarse los realineamientos políticos en la CGT. “Vamos a trabajar para consolidar al peronismo como alternativa“, dijo Héctor Daer.

El secretario general de la CGT celebró la candidatura presidencial de Alberto Fernández. Es más: este sábado se mostró con Alberto F. en Ferro, en el acto del 25 de mayo que organizó el PJ porteño. Otros dirigentes, como Luis Barrionuevo, impulsan la candidatura presidencial de Roberto Lavagna.

Carlos Acuña, el otro secretario general cegetista, está con Sergio Massa. Varios dirigentes de la central están a la espera de lo que haga el tigrense. En caso de que se sume al armado de Alberto F. y CFK, también jugarán ahí.

Vamos a terminar jugando con el PJ, olvidate“, apuntó este domingo un dirigente de la central. Para la unidad con otros sectores sindicales que hoy están fuera de la CGT, como el bancario Sergio Palazzo o los Moyano, habrá que esperar hasta diciembre.

Fuente: Clarín

Dejar respuesta