Así lo manifestó el Secretario de Administración Nacional de la Asociación Bancaria, Carlos Cisneros, en el marco de las celebraciones por el Día del Trabajador, que la entidad gremial llevó a cabo  este mediodía  en las instalaciones del Club Caja Popular.

El encuentro, colmado de trabajadoras y trabajadores bancarios, contó con la participación del gobernador Juan Manzur, del candidato a intendente capitalino, Mario Leito, y de los integrantes que conforman el acople  “Tucumán en Positivo”, con el que  el ex Secretario General de La Bancaria Tucumán, Eduardo Bourlé, buscará su reelección parlamentaria en los próximos comicios provinciales

Durante su alocución, el referente nacional bancario hizo alusión  a los mecanismos y las diferentes maniobras  que el exgobernador empleó en su intención de privatizar la entidad crediticia durante su última gestión a cargo del Poder Ejecutivo.

“Hace 14 años no podíamos festejar el  Día del Trabajador porque teníamos un gobernador que perseguía a los trabajadores y postergaba a los jubilados bancarios. Los que estaban acá saben muy bien a que me refiero. Hubo compañeras que han sido perseguidas y mujeres embarazadas que han sido despedidas. Jamás un bancario de buena ley, que lleve la sangre bancaria en sus venas, jamás puede estar con Alperovich”, señaló Cisneros.

“Hasta noviembre del 2016, los bancarios jubilados de ex Banco Provincia eran parias. Pero Manzur les reconoció la condición de trabajadores bancarios, y eso permitió que los trabajadores  jubilados hoy tengan un salario digno. Habían sufrido mucho tiempo por el sólo de ser afiliados a la Asociación Bancaria en el gobierno de José Alperovich”, añadió.

Luego agregó: “Queremos ser perfectamente claros. Nunca podrán decir que los dirigentes de esta organización, y resistimos archivos, podíamos haber tomado un café con el ex gobernador. Preferíamos la persecución, los despidos, que nos siga el D2, a nuestros principios. Nosotros no íbamos a permitir, siendo conducción gremial, que Alperovich privatice la Caja Popular. Lamentablemente no se interpretó o no supimos comunicar, que detrás de toda esa operación de desgaste,  desfinanciamiento y desprestigio a la caja Popular, se escondía un negocio multimillonario que  perseguía la privatización”.

Para concluir, Cisneros remarcó el apoyo de La Bancaria Tucumán al gobernador Juan Manzur: “Apenas asumió el gobernador Manzur en su cargo, nos convocó humildemente, y en menos de 24 horas dio respuestas a nuestros reclamos. Los bancarios  hemos recibido mucho durante este gobierno, hemos recibido dignidad. Los que hacemos actividad sindical sabemos que la lealtad es ida y vuelta. Por eso nosotros el 9 de junio vamos a militar para acompañar el triunfo de Manzur.

Dejar respuesta