La decisión de participar en la movilización convocada para el 4 de abril, fue tomada en un plenario conjunto. Las corrientes gremiales también indicaron que ese día realizarán «una jornada de lucha» y que impulsarán «un paro general».

Un plenario conjunto de las Centrales de los Trabajadores Argentinos ( CTA) y de la Argentina Autónoma ( CTAA) decidió sumarse a la movilización convocada por la CGT y los gremios industriales para el 4 de abril próximo desde Plaza Miserere hacia las Avenidas de Mayo y 9 de Julio «en defensa del trabajo, el empleo y la producción».

Las corrientes gremiales también indicaron que ese día realizarán «una jornada de lucha que incluirá actividades descentralizadas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)», y señalaron que impulsarán «un paro general para abril próximo».

Ambas CTA convocaron a un acto conmemorativo del primer paro general nacional realizado en plena dictadura militar, el 27 de abril de 1979, y a otra demostración por el Día Internacional del Trabajo, el 1° de Mayo próximo, y rechazaron «el ajuste».

El encuentro fue encabezado por los dirigentes Eduardo López y Alejandro Gianni, quienes rechazaron «las estrategias de empobrecimiento de los gobiernos nacional y porteño» y expresaron que ya «se batieron los récords de producción de pobreza».

López, titular de la Unión de Trabajadores de la Educación ( UTE), sostuvo que «el modelo económico tiene fecha de vencimiento, porque los argentinos no se acostumbrarán al hambre, el ajuste, la pauperización laboral y de las condiciones de vida».

Por su parte, el jefe de la CTA nacional, Hugo Yasky, convocó a «estar y permanecer en las calles hasta el 27 de octubre próximo», fecha de las elecciones presidenciales.

Fuente: Crónica

Dejar respuesta