Mientras los diferentes sindicatos con representación estatal se van sentando en la mesa de negociaciones salariales con el Gobierno provincial, el calendario  paritario que delinearon en el Ministerio de Gobierno y Justicia de la provincia, anticipa que la semana próxima se sumará un nuevo gremio a la discusión salarial: el Sindicato de Trabajadores de Vivienda, que nucléa al personal del IPVyDU.

Cabe recordar, que el Si.Tra.VI., fue el último gremio de la provincia en conseguir el reconocimiento  formal por parte del Estado, a través del otorgamiento de su personería gremial, a instancias del degradado Ministerio de Trabajo de la Nación, devenido en Secretaría, durante la gestión del ex ministro macrista Jorge Triaca.

Aunque en la provincia no estén reglamentadas por ley las discusiones salariales para los trabajadores estatales, desde el Poder Ejecutivo convocaron a las autoridades del Si.Tra.Vi para sentarse por primera vez en la mesa de negociación.

“Estamos ante un hecho muy significativo. Es la primera vez que trabajadores de uno de todos los Institutos Provinciales de Vivienda que existen a lo largo y a lo ancho del país, con la más genuina representación, se van a sentar a discutir aumentos salariales y condiciones de trabajo”, señaló José Ramos, actual Secretario General del Si.Tra.Vi.

“No sólo somos el primer gremio de vivienda reconocido a nivel nacional, con personería jurídica. Somos también el primer caso de un gremio que llega a esta instancia paritaria, lo que marca un precedente muy importante. Ahora, todos los sindicatos de vivienda que conforman la Federación Argentina de Trabajadores de Vivienda, miran expectantes esta instancia”, señaló el sindicalista, quien también consideró que el Consejo Nacional de Vivienda debería recibir a los referentes sindicales de todo el país.

“Sabemos que el Gobierno Nacional  viene trabajando para eliminar la Ley Fonavi. Es un disparate que los responsables del desmantelamiento de las políticas habitacionales en todo el país, responsables también del incremento del déficit habitacional y principales promotores del endeudamiento de las familias  a través de los usureros créditos hipotecarios, no reciban a los representantes  gremiales de los trabajadores de los IPV, que en algunos provincias, están siendo desguazados de manera silenciosa”, remarcó Ramos, quien ponderó la construcción de módulos habitacionales y viviendas con fondos provinciales, anunciadas semanas atrás por el gobernador Juan Manzur.

Dejar respuesta