La Unión Tranviarios Automotor Tucumán (UTA) advirtió esta semana que el próximo lunes realizarán un nuevo paro de no cobrar los sueldos de febrero hasta el viernes. La amenaza de una nueva medida preocupa a los representantes del gremio de empleados de comercio que este miércoles fueron recibidos por el gobernador, Juan Manzur, en Casa de Gobierno.

La comisión directiva de SEOC, liderada por Roque Brito, aseguró que los principales perjudicados por la medida de fuerza son los empleados del sector. En esa linea, reclamó al intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, que solucione el problema.

“El gobernador ya nos dio una respuesta. Por otro lado, así como se junta el gremio de UTA con los empresarios, el intendente también tiene que juntarse y ver de que forma puede solucionar el problema”, afirmó Brito.

“Es un problema muy grave. Los trabajadores para ir a trabajar tienen que gastar entre $400 y $500 en el taxi y si no van a trabajar se les descuenta el día que los perjudica más todavía”, agregó.

Del encuentro también participó Oscar Ramón Cano, secretario de administración del gremio de comercio, que solicitó que se reúna la comisión de transporte del Concejo Deliberante y llamar a una sesión. “Nuestra inquietud era hablar con el gobernador porque sabemos que ya está dando el subsidio, me gustaría que la municipalidad haga un esfuerzo y pueda colaborar para que no vuelva a haber un paro”, explicó.

Cabe destacar que hoy el gobernador se refirió en rueda de prensa al posible paro y señaló que la medida de fuerza podría afectar la concurrencia de los alumnos a las escuelas, ya que ese mismo día que comienzan las clases. “Ojalá que se resuelva el conflicto. Es un resorte de la Municipalidad –de San Miguel de Tucumán–, así que esperemos que, en el marco de las discusiones y del consenso, lleguen a un acuerdo, porque buscamos que los chicos vayan a la escuela”, sostuvo.

Fuente: Secretaría de Estado de Comunicación Pública

Dejar respuesta