Sin acuerdo con la cámara empresaria, el gremio que representa a los choferes dispuso un paro en el transporte público de pasajeros. Así, el servicio comenzó a ser interrumpido desde el final mismo de la reunión en la Secretaría de Trabajo de la Provincia.

«No se llegó a ningún acuerdo con la Aetat, y se resolvió paro por tiempo indeterminado. Hasta que los empresarios cumplan con el pago», informó la Unión Tranviarios Automotor en un comunicado.

Los trabajadores reclaman el pago de dos ítems acordados en paritaria -alrededor de unos $ 7.000-, mientras que los dueños de las firmas aseguran que no pueden cubrir el acuerdo. Sostuvieron que necesitan un préstamo de $ 100 millones.

El secretario general de UTA Tucumán, César González, aclaró que no levantarán la medida de fuerza hasta que no paguen los adicionales adeudados y el medio aguinaldo.  El dirigente aclaró que mientras no se cancelen todas las sumas adeudadas, no se restablecerá el servicio. «Los empresarios dijeron que no están en condiciones de afrontar el pago y no tenemos más alternativa que tomar medidas de acción directa», justificó.

Fuente: La Gaceta

Dejar respuesta