Luego de la intervención artística que las trabajadoras bancarias de la Caja Popular de Ahorros realizaron la semana pasada frente al Tribunal de Cuentas de la Provincia para denunciar hostigamiento, persecución y acoso laboral por parte de las autoridades del ente de control, el conflicto entre la Seccional Tucumán de la Asociación Bancaria y el organismo conducido por el tridente Miguel Terraf, Sergio Diaz Ricci y Marcelo Vidal, sumó un nuevo capítulo.

Es que hoy a la mañana, todas las sucursales de las entidades financieras situadas en la provincia amanecieron empapeladas de afiches en los cuales se visualizan los rostros del presidente y los vocales del Tribunal de Cuentas.

«Conocé a los violentos del Tribunal de Cuentas» señala el encabezado de los carteles que se ilustran con imágenes de las máximas autoridades del organismo de contralor. «Estos tipos ejercen violencia contra mujeres bancarias», se lee en la parte inferior de los afiches que despertaron la curiosidad de los transeúntes y clientes bancarios.

Cabe recordar, que el inicio de conflicto entre la entidad gremial y el organismo de control se generó cuando desde el ente conducido por Terraf realizaron una denuncia contra Valeria Miguel, una trabajadora integrante de la Comisión Gremial Interna de la Caja Popular de Ahorros que ejerciendo su rol sindical había instado al TC a que no demorara en el pago de los haberes correspondientes al personal de la repartición.

Posteriormente, el TC dictaría en dos oportunidades consecutivas, una multa de $ 50.000 en contra del interventor de la Caja Popular de Ahorros (CPA), José César Díaz, letrado afín al gremio que hoy conduce a nivel provincial Cecilia Sánchez Blas. Desde el ente de control responsabilizaron a Díaz de obstruir el desempeño de las funciones del ente de control y de efectuar reiteradas expresiones agraviantes durante el proceso.

Por su parte, desde La Bancaria Tucumán recurrieron a la publicación de reiteradas solicidadas en los principales medios de la provincia para realizar sus correspondientes descargos y elevar sus críticas contra el Tribunal de Cuentas de la Provincia. Hoy finalmente, desde el sindicato bancario decidieron pasar a la acción directa y empapelaron la ciudad con los afiches que apuntan al «triunvirato» del Tribunal de Cuentas.

Dejar respuesta