Para presionar por un nuevo aumento, los empresarios del transporte advirtieron que tendrán dificultades para pagar el aguinaldo y desde el gremio de los choferes amenazaron con posibles huelgas.

La novela se repite todos los meses: los empresarios de AETAT advierten que no podrán cumplir con sus obligaciones salariales si no aumentan las tarifas y los choferes de la UTA amenazan con parar el servicio.

El viernes pasado, los empresarios solicitaron en el Concejo Deliberante de la capital que el boleto urbano pase a costar $27,40. Los ediles respondieron con un contundente “no” a este pedido, entendiendo que, solucionado el conflicto por los subsidios que ponía en vilo al sector, no hay motivos reales para castigar a los usuarios con un nuevo incremento en este año.

Molesto por esta decisión, el vicepresidente de AETAT, Jorge Berreta, aseguró que la postura del cuerpo vecinal es irresponsable porque los pone en la disyuntiva de tener que decidir entre comprar gasoil para el funcionamiento de la unidades o pagar el aguinaldo. “Vamos a hacer todos los esfuerzos para que los usuarios no sufran, nos reuniremos con UTA para pedirles flexibilización en el compromiso de pago”, puntualizó en diálogo con la prensa.

Luego de que se hicieron públicas estas declaraciones, desde el gremio respondieron que no aceptarán ningún tipo de flexibilización, si el 18 de diciembre no cobran el aguinaldo, iniciarán medidas de acción directa.

El pedido de ajuste tarifario para llevar el boleto a $27,40 es el tercer pedido de aumento que ingresó al Concejo este año. En enero, el boleto mínimo estaba a $9,35; luego se incrementó a $12,50 en febrero y en septiembre llegó a $ 15,50, acumulando un 65% de suba en el 2018. Si se concediera el incremento que solicitan los empresarios, la variación anual alcanzaría el 189%.

Cabe recordar que la semana pasada la Legislatura le autorizó al gobernador Juan Manzur desembolsar unos $1.500 millones en conceptos de subsidios para el sector. Esa cifra corresponde al dinero que dejará de enviar la Nación, que si aportará otros $700 millones a modo de compensación. De esa forma quedarán cubiertos los $2.200 que recibían los empresarios del transporte tucumano todos los años.

 

Fuente: Primera Fuente

Dejar respuesta