“Estamos llegando a diciembre y seguimos arrastrando las deudas salariales”, comentó el dirigente de ADIUNT, Ariel Osatinky.

Desde el gremio tienen previsto instalar una carpa frente al rectorado de la UNT la próxima semana, en reclamo por una deuda salarial. Se trata de viáticos, retroactivos y adicionales que aún no fueron abonados a 200 docentes. La suma de la deuda asciende a medio millón de pesos. Osatinsky manifestó que la docencia universitaria “termina un año muy conflictivo”.

Manifestó que aguardan una reunión con las autoridades para ver si se destraba el conflicto. “Vamos a esperar si es que hay respuesta en función de la cantidad de demandas que venimos sosteniendo”, afirmó.

Osatinky también cuestionó el aumento salarial del 25% y sumas en negro que recibieron este año. “El Gobierno lejos de reabrir la paritaria nos otorga un bono miserable de 5000 pesos para una minoría que son los full time”, expresó. Y añadió que la mayoría de docentes con dedicación simple cobrarán un monto inferior y en dos cuotas.

Por último, advirtió: “en esa situación el normal desenvolvimiento del 2019 bajo ningún punto de vista está garantizado”.

Fuente: LV 12

Dejar respuesta