Momentos de tensión se viven en el sur de la provincia mientras trabajadores rurales y dirigentes de la última Comisión Directiva de la Seccional Nº 862 de UATRE Alberdi Tucumán, encabezados por Dalinda Sánchez, resisten la intervención de la seccional declarada acéfala semanas atrás, por disposición del Secretario General de UATRE a nivel nacional, Ramón Ayala.

Según denunciaron a través de un comunicado, el interventor de la Seccional 862, Enrique Ledesma, designado por Resolución del Consejo Directivo Nacional, se movilizó hoy en horas de la tarde, hasta la sede de la seccional del sur de la provincia en compañía de Luis Ledesma (hijo) y del Delegado titular de UATRE Tucumán, Ricardo Ferreyra. Allí, según denunciaron los manifestantes, habrían realizado algunos disparos con armas de fuego para disuadir los trabajadores que se manifestaban en contra de la intervención.

El intento de Ledesma, de tomar el control de la Seccional Nº 862, se realizó  tras el retorno a la ciudad de Alberdi, por parte de Dalinda Sánchez   y el resto de lo trabajadores  rurales y dirigentes del sur de la provincia, que realizaron jornadas de protesta por tres días consecutivos en la sede central de UATRE situada en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Desde entonces la tensión vendría in crescendo, a tal punto que en la última jornada de protesta en la sede porteña, hubo forcejeos entre la policía y los manifestantes que habían viajado 1000 kilometros para frenar la intervención.

¿Acefalía comprada?

Según precisaron a Gremiales Tucumanas, la maniobra efectuada por la conducción nacional de UATRE, para decretar la acefalía de la Seccional y luego poner un interventor afín a los intereses del Secretariado Nacional, consistió en negociar con la mitad de la última Comisión Directiva de la seccional alberdiana la renuncia a sus cargos a cambio de nombramientos en condición de asesores gremiales para los renunciantes. En ese sentido se dió a conocer recientemente la Resolución Nº 14/18, por medio de la cual el Secretariado Nacional designó a uno de los renunciantes, Juan Ramón Luna, como colaborador gremial de la Seccional Nº 862.

Lo llamativo del acto administrativo sería que la designación del colaborador gremial se realizaría inmediatamente de que se redactara la Resolución Nº13/18, por medio de la cual se designa a Enrique Ledesma como Delegado Normalizador, quien según consigna el texto de la misma, desempeñará sus funciones hasta que lo disponga el Secretariado Nacional, y ajustará su cometido a las directivas que le imparta el mismo, ejerciendo la conducción, administración y normalización electoral de la citada seccional. El Titular de UATRE Tucumán,  Ricardo «Remache» Ferreyra, avalaría el proceso de la intervención estampando su firma en la Resolución, agregando además el sello que utiliza  como Comisionado Comunal de El Chañar.

Desde el sector conducido por Dalinda Sánchez, argumentan que la intervención de la Seccional fue concretada  violentando normativas del Estatuto Social de la UATRE, de la Ley de Asociaciones Sindicales y su Decreto Reglamentario. A su vez, argumentan que la intervención tiene por objeto acordar paritarias en consonancia con las pretensiones del  techo que promociona el Gobierno Nacional.

 

Dejar respuesta