El tradicional evento que organiza todos los años el histórico gastronómico Luis Barrionuevo, contó con la participación de dos referentes del sindicalismo tucumano: el referente de los bancarios Carlos Cisneros y el titular de UTHGRA Seccional Tucumán Enrique Altier. Cabe destacar que ambos dirigentes ocupan espacios claves en las mesas de conducción de sus gremios: tanto Altier como Cisneros se desempeñan como Secretarios de Administración a nivel nacional en UTHGRA y la Asociación Bancaria.

La cumbre sindical, en la cual estuvo presente Gremiales Tucumanas,  se llevó a cabo en medio del incremento de tensiones entre el Gobierno Nacional y los sectores sindicales representados por Luis Barrionuevo y Hugo Moyano. Con la última aparición mediática de  Barrionuevo, y sus advertencias al Gobierno Nacional, la concurrencia al evento de ayer representaba una clara toma de postura por parte de los presentes, tanto en relación al proceso de reconfiguración interno de la CGT, como así también en lo vinculado a las formas de relacionarse con el Gobierno Nacional.

A juzgar por los asistentes, por el contenido del Documento elaborado en el encuentro, y por el tenor de las declaraciones de los voceros de la cumbre, la reunión de ayer fue la carta de presentación del sector sindical que definió el camino de la confrontación, como la principal manera de interactuar, de ahora en más, con el Gobierno Nacional. Los ausentes, se supone, estarían recalibrando como consolidar el bando de los dialoguistas (UOM, UTA, Luz y Fuerza, Unión Ferroviaria, ATSA, etc).

La Cumbre: Comienzo, Almuerzo y Conclusiones

Pasado el mediodía, con la totalidad de los referentes sindicales en las instalaciones del Hotel Presidente Perón, tuvo comienzo la Cumbre. Los actuales triunviros de la CGT Carlos Acuña y Juan Carlos Schmid, acompañados de Hugo Moyano, Luis BarrionuevoSergio Palazzo y  Omar Maturano, entre otros dirigentes de fuste, respondieron la mayoría de las preguntas realizadas por la prensa.

Posteriormente tendría lugar el almuerzo, y al finalizar el mismo se daría lectura al Documento titulado «Quien quiera oír que oiga«, en el cual se exigiría la derogación de la Ley de Reforma Previsional;  se rechazaría el megaDNU de “desburocratización” del Estado;  se reclamarían paritarias  libres y sin topes, repudiando eliminación de la paritaria docente y asegurando  que respaldarán a los gremios que “se declaren en conflicto”.

Además, adelantaron que la CGT no acompañará el proyecto de reforma laboral, impulsado por el Ejecutivo en un contexto en el que la verdadera intención fue sancionar la iniciativa previsional.

¡LEÉ el Documento Completo!: DOCUMENTO CGT (1)

a

Dejar respuesta