El Sindicato de Camioneros sigue sin  acordar el acuerdo salarial con su respectiva cámara empresarial. La entidad gremial liderada por Hugo Moyano y Pablo Moyano asistió ayer a la tercera reunión paritaria, la cual se llevó a cabo en la sede del Ministerio de Trabajo de la Nación en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Los empresarios del sector ofrecieron un aumento salarial del 19,5 %, porcentaje que dista bastante del 32% que pretenden los dirigentes camioneros, por lo cual desde el gremio, adelantaron que probablemente se comience un plan de lucha en las distintas ramas.

En diálogo con Gremiales Tucumanas, Cesar Torres, Secretario General de Camioneros Seccional Tucumán, explicó: «Además del aumento del 32 %, nosotros estamos pidiendo un bono de fin de año de $10.000. Creemos que el aumento ofrecido por los empresarios es una burla, porque la mejora del ofrecimiento fue de 0,5 puntos en relación al 19% que ofreció la semana pasada».  A su vez, Torres, se refirió al conflicto con Transporte Gómez, empresa  que habría despedido a un trabajador, luego de un relevamiento en el que se detectó personal no registrado, incumpliendo así con un Acta Compromiso que habían firmado la empresa con el gremio, con el objeto de blanquear a los trabajadores informales. «Nosotros habíamos iniciado medidas de fuerza, con protestas en la empresa e intervino  la Secretaría de Trabajo de la Provincia dictando la Conciliación Obligatoria. Nosotros vamos a seguir exigiendo su reincorporación, porque estamos para defender la fuente laboral y los derechos de los trabajadores» concluyó Torres.

Dejar respuesta