Desde la Unión de Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (URGARA), decidieron implementar a partir de hoy, un paro por 48 horas ante la falta de respuestas, por parte de  la Federación de Centro de Acopiadores, en relación a una serie de reclamos que vienen realizando desde la entidad gremial conducida a nivel nacional por Alfredo Palacio.

Si bien la discusión salarial debe comenzar formalmente con proximidad al vencimiento de la paritaria vigente (el 30 de Junio), los paritarios de URGARA vienen discutiendo un conjunto de reivindicaciones con las cámaras del sector, en el marco de una serie de audiencias realizadas en el ámbito del Ministerio de Trabajo de la Nación.

En diálogo con Gremiales Tucumanas, el Delegado Regional de URGARA Tucumán, Alberto Idiart, disparó contra las patronales y explicó los puntos reivindicativos: «Nosotros venimos peleando por el pago de las gratificaciones anuales para los trabajadores del sector acopio, y por la conformación de una Comisión de Higiene y Seguridad tendiente a reducir los accidentes en los lugares de trabajo, que a veces son incluso fatales. Pero los empresarios no sólo no tuvieron la amabilidad de responder a un planteamiento que se viene realizando desde hace más de un año, sino que ni siquiera se presentaron en la última audiencia», explicó Idiart. Luego precisó: «La medida de acción fue dispuesta por el Consejo Directivo nacional, y nosotros estamos realizando asambleas informativas en los lugares de trabajo, para que los compañeros se interioricen. Nuestro gremio tiene tres ramas de actividad: puerto, exportacion y acopio. Hay empresas que tienen zonas portuarias con plantas de acopio. Esas empresas firmaron un acuerdo por una gratificación anual para los trabajadores portuarios, y no quieren hacerlo extensivo para los trabajadores del sector acopio.Quieren pagarles 3.000 pesos en 3 cuotas, una cifra ínfima si consideramos las ganancias que tienen por año».

 «La medida se va ir intensificando con el transcurso de las horas, tendiendo a paralizar totalmente la actividad. En los puertos los compañeros ya  se están plegando al paro, por lo que no va se poder ingresar mercadería en los puertos y los barcos no van a poder cargar los granos, lo que se traduce en un alto costo para el exportador y en el no ingreso de divisas para el Estado Nacional «, concluyó Iriart, el delegado de la regional que nuclea a 250 trabajadores que desempeñan sus tareas en los centros de acopio y en algunos laboratorios privados existentes en la provincia.

Dejar respuesta