La denuncia sería impulsada por representantes gremiales de los distintos Institutos de Vivienda del país, en el marco de  la millonaria compra de “casas chinas” que el Gobierno Nacional  haría al país asiático.

Si bien trascendió que en un comienzo ingresarían unas 15.000 viviendas premoldeadas, se especula con que el Presidente Mauricio Macri acordaría en su gira por China la compra  aproximada de  un millón más de las mismas, las cuales ingresarían paulatinamente hasta el año 2019. La inversión representaría una cifra  que estaría por encima de los mil millones de dólares, y  desde algunos sectores empresariales y gremiales no tardaron en señalar que detrás de la operación se intentaría favorecer con contratos millonarios a sectores empresariales vinculados al Gobierno Nacional. Por ese motivo, y apelando al artículo 225 del Código Penal, el cual establece que será reprimido con reclusión o prisión de tres a diez años el que, encargado por el gobierno argentino de una negociación con un estado extranjero, la condujere de un modo perjudicial a la Nación, apartándose de sus instrucciones, se efectuaría una denuncia contra el primer mandatario en los próximos días.

“La propuesta de efectuar la denuncia será puesta en consideración del resto de las organizaciones sindicales que convergen en la Federación Argentina de Trabajadores de Vivienda (FATRAV), en el marco del congreso que tendrá lugar en Jujuy el próximo 15 de Mayo, al cual asistirán los representantes de los gremios de los IPV de más de 10 provincias”, explicó a Gremiales Tucumanas,  Gastón Nuccettelli, Secretario General del SITRAIVBA (Sindicato de Trabajadores del Instituto de la Vivienda de Buenos Aires) que además se desempeña como Secretario Gremial en la Federación que nuclea a gremios de trabajadores de IPVs. «Estamos convencidos de que el accionar del Gobierno Nacional, representado por el Presidente, constituye una maniobra que va en contra de la dignidad de la Nación», concluyó el joven dirigente.

Cabe destacar que durante la semana pasada los sindicatos que conforman la Federación Argentina de Trabajadores de Vivienda, entraron en estado de alerta luego de la difusión de una noticia que daba a conocer las intenciones del Gobierno Nacional de quitarle la administración de los fondos de vivienda a las provincias después de las elecciones legislativas nacionales.  «No sabemos con que fin pretenden implementar esta medida, pero entendemos que esta medida responde al pedido de empresarios inescrupulosos que seguramente serán los principales beneficiados con todo esto . Porque acá si hay algo que está claro es que hay un Gobierno Nacional que está cediendo todo el tiempo a los lobbys empresariales, y que a lo largo de estos dos años solo vimos decrecer el presupuesto asignado para vivienda», había manifestado en declaraciones a este medio, el Secretario General del Sindicato de Trabajadores de Vivienda de Tucumán  (Si.Tra.Vi.) y Vocal 1º de la Federación Argentina de Trabajadores de Vivienda (FATRAV), José “Mellizo” Ramos.

Por lo pronto habrá que esperar a ver que resuelven los sindicatos de los IPV en su congreso, y si es que algunos otros actores o sectores no se anticipan en efectuar ante la justicia  tamaña imputación.

Dejar respuesta