Con más suspensiones, se agrava la situación en BGH

Corría la mañana del viernes. El Secretario General de la UOM Seccional Tucumán, Marcelo Sosa, era el anfitrión en una reunión donde más de 20 dirigentes sindicales se habían congregado para debatir e intentar avanzar en el proceso de normalización de la delegación regional de la CGT.

«Discúlpenme. Me voy a tener que retirar porque estamos con problemas en una fábrica», explicó Sosa, y abandonó la sala de conferencias de la sede metalúrgica.

La situación era delicada, otros 25 trabajadores de la empresa BGH estaban siendo despedidos, y gracias a la intervención del gremio los mismos finalmente quedaron en calidad de suspendidos. De igual manera, la situación crítica del sector afectó profundamente tanto a la dirigencia gremial de la UOM como a los trabajadores suspendidos y sus compañeros.

Cabe recordar que días atrás, en diálogo con Gremiales Tucumanas, Marcelo Sosa, había expresado que existía el compromiso por parte de la patronal de que no se producirían más despidos. Tal compromiso, había explicado Sosa entonces,  estaba basado en la voluntad de la firma de mantener la mano de obra calificada, ya que  la empresa  tiene una política de no volver a tomar trabajadores previamente desvinculados.

El recorte de personal, que viene realizándose  desde el 2.015 en la Planta Tucumán de BGH se acentuó considerablemente en lo que va del año ya que a las nuevas 25 suspensiones hay que sumarle los 27 despidos que se efectuaron durante el mes de febrero.

Notas Relacionadas: Desde la UOM aseguran que el quite de aranceles a productos informáticos no agravaría la crisis metalúrgica en Tucumán.

 

Dejar respuesta