La “Lista Bordó” encabezada por Juan Carlos Aguirre, se impuso ante la «Lista Naranja – Roja – Rosa», que postulaba a la dupla Argañaraz – Giménez, en los comicios realizados ayer para concretar la renovación de autoridades de la Unión de Docentes Tucumanos. La votación se llevó a cabo en 9 mesas distribuídas en toda la provincia, para  que voten los 5150 afiliados que estaban en condiciones de votar. Finalmente, concurrió  aproximadamente el 35% del padrón, de los cuales aproximadamente el 70%, optó por el oficialismo.

Juan Carlos Aguirre,  en diálogo con Gremiales Tucumanas  destacó la concurrencia señalando que si bien votó el 35% por ciento del padrón, el porcentaje de participación es bastante elevado si tenemos en cuenta que la elección se realizó un día de semana, con los docentes en actividad, en una época complicada como lo es el fin de año para el docente.

El actual Secretario General, que tendrá su segundo mandato al frente de UDT  señaló: “Nuestra gestión hizo de UDT una institución que brinda servicios, que está todos los días para el afiliado,  pero que a la vez está en el reclamo. Junto a SADOP fuimos los únicos gremios docentes que estuvieron en la calle reclamando, y eso  fue valorado por los colegas que se dieron la cita para ratificar la continuidad de este proyecto gremial. Pero las elecciones ya terminaron y desaparecieron los colores, y apareció nuevamente la única camiseta que nos ponemos, que es es la de UDT. Por eso hemos convocado a los compañeros de la otra lista a integrar diferentes comisiones, porque queremos llevar adelante una gestión de unidad. Ahora vamos a enfocarnos en atender las cuestiones vinculadas a las condiciones laborales y salariales en las cuales nosotros  ejercemos nuestro trabajo”.

Aguirre se refirió también  a los logros de su gestión por finalizar y los desafíos del próximo mandato:  “ tener la institución administrativamente ordenada y económicamente saneada, es sin dudas un logro, más si consideramos que se dio en el marco de una ampliación de diversos beneficios y servicios que les brindamos a todos nuestros afiliados en la provincia”, aseveró.

Al ser consultado sobre como evaluaban el hecho de que el Ministerio de Educación provincial señale como un logro el cumplimiento de los 182 días de clases, el dirigente docente se explayó: “Estos 182 días, son la clara muestra de que el docente quiere trabajar y aportar al crecimiento de la provincia. Hay una contribución constante del docente a pesar de que en muchos casos las condiciones no son las mejores. Pero también somos conscientes, de que estos 182 días cumplidos, no significan mayor calidad educativa, porque entendemos que eso obedece a las políticas educativas que tiene la provincia, y en ese sentido creemos que es necesario que los docentes tengan mayor influencia en las mismas. Ahora queremos ver, cual es la diagramación que hizo el Ministerio para el 2017, si es que  se avanzará en  la normalización de las juntas de clasificación, si es que se instalará la gratuidad de los cursos para los docentes en servicio, o si se posibilitarán ámbitos para que los docentes puedan tener mayor injerencia en el diseño y la implementación de las políticas educativas.”

Dejar respuesta