Así lo manifestó el Secretario de Administración Nacional de la Asociación Bancaria, Carlos Cisneros, en el marco de un encendido discurso que brindó ante cientos de trabajadoras y trabajadores bancarios, que a pesar de la lluvia se congregaron para poner el cuerpo y llevar adelante la segunda jornada de protesta en el microcentro de  la capital tucumana.

Durante su discurso, el dirigente bancario hizo un recorrido histórico en relación a las posturas que la Asociación Bancaria mantuvo en función de las políticas implementadas por los últimos gobiernos.

“Los que dicen  que estas medidas son políticas, sepan que nosotros defendemos  trabajadores bancarios. No defendemos políticos, ni banqueros.  A la gestión anterior le hicimos más de 12 paros nacionales y movilizaciones por aumento salarial y por la eliminación al impuesto a las ganancias”, expresó Cisneros para reivindicar el paro bancario como una  genuina medida gremial, y separarla  así de las posibles  maniobras políticas  orientadas a la  desestabilización del actual Gobierno Nacional.

«Si el gobierno sigue apretando para que no se cumpla con nuestro acuerdo salarial vamos a proponer un paro nacional bancario de 24 horas para la semana que viene y otro de 48 horas para los días 23 y 24. Y los que nos putean, con razón porque en este momento los bancos no atienden, que dirijan sus reclamos al Gobierno Nacional que fue quien generó este conflicto innecesario  para defender la plata de los bancos extranjeros”, fustigó el dirigente gremial bancario.

Haciendo un paralelismo histórico, Cisneros prosiguió con su alocución: “Los argumentos que usa el Gobierno para meterse en nuestra discusión paritaria son los mismos que utilizaba Cavallo en el año 94 para perseguir y perjudicar a los trabajadores bancarios…Así como hoy atacan nuestras paritarias mañana irán también por los puestos de trabajo y las condiciones laborales, por ello debemos mantenernos firmes y unidos”, manifestó el Secretario de Administración Nacional de la Asociación Bancaria, quien además adelantó que la Asociación Bancaria, participará de la movilización programada por la CGT para el próximo 7 de marzo.

Hacia un nuevo plan de lucha

Cabe recordar que el conflicto entre la Asociación Bancaria y el Gobierno Nacional,  suscitado a partir de  la no homologación por parte del Ministerio de  Trabajo de la Nación  del acuerdo salarial firmado  entre la entidad gremial y las cámaras que nuclean al 80 % de las empresas del sector,  había experimentado su pico de tensión a fines del año pasado y se había descomprimido durante las sucesivas audiencias de mediación llevadas a cabo en la Secretaría de Trabajo del Ministerio de Trabajo de la Nación.

El recrudecimiento del conflicto luego de la manifiesta voluntad política  del  Gobierno Nacional de no convalidar el convenio celebrado, ni lo posteriormente ratificado punto por punto en las instancias de mediación, llevarían a que la conducción gremial bancaria empiece a delimitar un plan de lucha. En ese sentido, las primeras acciones implementadas, que consistieron  en la realización de asambleas con interrupción de actividades en todas las sucursales bancarias durante ayer y anteayer, prometen ser las primeras acciones gremiales de un conjunto de medidas que se irían intensificando progresivamente si el conflicto no se resuelve.

Por lo pronto, habrá que esperar el Plenario de Secretarios Generales que la Asociación Bancaria realizará el  próximo lunes, en el cual se estima que se  determinarían  las fechas de los posibles próximos paros generales bancarios.

Dejar respuesta